C/ Larra, 11 Local 3 Post. 28935 Móstoles, - Madrid

650484803

FALLOS HABITUALES EN INSTALACIONES DE CABLEADO ESTRUCTURADO

17 de Septiembre de 2014

Fallos habituales en Instalaciones de Cableado Estructurado En este artículo repasamos de una forma rápida, breve y fácil de entender las causas más habituales que producen fallos en una red de cableado de categoría 5 o categoría 6. Actualmente ya no tiene sentido realizar nuevas instalaciones con categorías inferiores a la 6 puesto que las categorías 5 y 5e aunque por mayoría de instalaciones son las que predominan en las empresas que disponen de una red con una antigüedad media de 5 años, son categorías que podemos clasificas como anticuadas. Centrándonos en las instalaciones de cableado de categoría 6, lo adecuado es que la instalación la realicen profesionales cualificados, es decir, profesionales que tengan experiencia en redes de cableado estructurado, que conozcan las normativas de cableado, que dispongan de las herramientas adecuadas para realizar las instalaciones incluyendo aquí el certificador de cableado y también es importante utilizar materiales de calidad que ofrezcan garantías y cumplan con márgenes holgados las especificaciones de la normativa. Material de baja calidad y bajo precio puede tener un coste final muy elevado. Partiendo de estás bases para que una instalación de cableado estructurado de categoría 6 no de problemas y pase perfectamente la certificación en necesario que la estructura de canalización o tubo sea adecuada ya que no serviría pasar los cables de cualquier forma, es necesario e importante tratar correctamente los cables mientras se desarrolla la instalación y cumplir parámetros básicos que marca la normativa. Para no hacer un documento demasiado técnico y al mismo tiempo demasiado complicado, como parámetros básicos de la normativa, comentaremos la longitud del cable y el mapa de cableado y posteriormente haremos hincapié e los parámetros que muestran FALLO de manera más habitual. La Longitud del Cable La norma especifica que el Enlace, es decir, el punto de cable que va desde el RACK hasta el puesto de trabajo o hasta otro RACK no debe superar los 90 metros y el Canal, que es el enlace más los latiguillos correspondientes para conectar no debe superar los 100 metros. Hemos de saber que el certificador no mide la longitud del cableado, sino que calcula la distancia midiendo el tiempo que tarda la señal en ir y volver desde el equipo hasta el extremo opuesto. Para que el cálculo sea exacto es necesario conocer la velocidad nominal de propagación del cable (NVP). Si nuestro certificador tiene programada una NVP del 69% y el cable que estamos midiendo una NVP real del 76%, estaremos cometiendo un error del 10% en todas las medidas de longitud. Por eso los certificadores tienen predefinida la NVP típica de varios cables y disponen de la función para introducir o calcular dicho parámetro. También hay que recordar que la longitud física de los pares es superior a la longitud de la cubierta del cable debido al trenzado, que es distinto en cada par. Y para finalizar, saber que también nos podemos encontrarnos con errores de longitud mínima. Según el estándar IS11801, el canal completo (con cuatro puntos de conexión) de Clase E mide un mínimo de 15 metros. En estos casos hay que verificar si el cableado en cuestión está garantizado por el propio fabricante al trabajar por debajo de una distancia mínima mediante los documentos pertinentes. Mapa de Cableado Los Fallos de mapa de cableado corresponden generalmente a fallos en la conectorización de los extremos de cable, es decir, que no se ajustan a los códigos de colores, el fallo en el mapa de cableado es necesario que este corregido para poder finalizar una certificación de cableado. Suelen ser fallos de sencilla solución. Fallo en el parametro NEXT El NEXT es quizás la medida más importante usada cuando se evalúa el rendimiento de una red. Un dispositivo LAN de alta velocidad puede transmitir y recibir simultáneamente. El NEXT es el acoplamiento de señal no deseado entre el par que transmite y el par que recibe, el cual afecta adversamente la calidad de la señal recibida. Las medidas de NEXT se indican en decibelios (dB), qué indica la proporción entre la señal transmitida y el crosstalk (salto de electrones a otro par). El NEXT es un efecto físico e indeseable, donde la señal en un par se induce en el otro, originando un ruido en el par y cambiando en muchos casos el valor de la información. Para mejorar este efecto, se fabrican los pares con un paso de trenzado diferente para evitar el acoplamiento. Cuanto mayor sea la diferencia entre la señal deseada y la indeseada, mejor. Es muy importante valorar este parámetro en ambas direcciones del cableado. De forma general esta avería solo se suele ocasionar cuando el cable durante la instalación ha sido maltratado, por ejemplo con curvas extremas, cintillos muy apretados, etc, o por un despareado excesivo en algún extremo a la hora de conectar. Retardo de propagación o parámetro Return Loss (RL) Return Loss (RL) es una medida de todas las reflexiones que se causan por las desigualdades de impedancia a lo largo del enlace y se expresa en decibelios (dB). La Pérdida del retorno es de preocupación particular en la aplicación de Gigabit Ethernet. (Ya que se utilizan 4 pares). La medida de pérdida de retorno varía significativamente con la frecuencia. La de pérdida del retorno es debida a las variaciones (pequeñas) en el valor de la impedancia característica a lo largo del cable. La propiedad de la Pérdida del Retorno Estructural (SRL) resume la uniformidad en la construcción del cable. SRL será medido y se controlará durante el proceso industrial del cable. Otra causa por las reflexiones de dentro del enlace instalado, principalmente de los conectores. Las desigualdades ocurren predominantemente en situaciones dónde los conectores están presentes, pero también puede ocurrir en el cable dónde las variaciones en la impedancia característica a lo largo de la longitud del cable es excesiva. El Return Loss nos está indicando el número de electrones rebotados que no llegan al destino pero si que vuelven al origen. Antiguamente (hace 12 o 15 años) este parámetro no era determinante pues las redes funcionaban en Token Ring o 10/100Base T, porque funcionan con 2 pares y además normalmente en half duplex, hoy en día las redes que transmiten utilizando 1000base T utilizan los 4 pares, por esa razón el retorno de electrones es mas preocupante pues provocan problemas de diafonías dada la posibilidad de que estos electrones de vuelta provoquen un crosstalk (salto de electrones a otro par) dada la proximidad de los pares cuando se utilizan los 4. El porqué suele ser por estas razones: -Impedancias en conectorización. Cada cambio de medio (conector, patch, etc) puede provocar un cambio de impedancia por materiales defectuosos, mal proceso de conexionado o simplemente porque los materiales no cumplen exactamente las características eléctricas permisibles. Este cambio de impedancia provoca un retorno de electrones, ósea un rebote, que vuelven al origen (una comparación aproximada podría ser el termino que para los radio aficionados es las "estacionarias" provocadas por un problema de impedancia, de cargas, etc.) En resumen, problemas de conectorización, rosetas, conexionado o deterioro de los componentes nombrados. -Deterioro o anomalías en el cable: Si existe un nudo en el cable, una doblez extrema, enrollamiento tipo bobina, o el cobre está afectado por oxidación, suelen crear también un cambio de impedancia que hace que esos electrones reboten y vuelvan al emisor. Que puede provocar el fallo por RL El Return Loss o RL, hace que al perder electrones se pierdan bits, provocando tramas erróneas. Lógicamente TCP/IP tiene un control de errores y reenvía esa trama que considera errónea, pero esto puede provocar lentitud en la red. Aparentemente el cliente no nota nada, pero su red tiene un rendimiento más bajo. Si se tienen Switch implementados (actualmente será lo habitual ya que los Hubs han pasado a ser equipamiento en desuso) solo se notara en esos tramos que tengan problemas de RL, aunque al solicitar nuevas tramas al servidor ocupan un tiempo que afecta a los demás usuarios. Todo depende del número de tramos con este tipo de fallo para determinar si se trata de un error crítico o no. Conclusión: En definitiva, según nuestra experiencia técnica de campo estos son los problemas más habituales a la hora de certificar una red de cableado. Por ello es básico y muy importante disponer de una certificación de la red de cableado que garantice el correcto cumplimiento de las normativas y estándar ya que de este modo dispondremos de una red de cables con garantías de funcionamiento.